Ante el 1 de mayo

Los mayores sindicatos de trabajadores pretenden movilizar este próximo 1 de mayo a sus afiliados con el rechazo al abaratamiento del despido y el mantenimiento de los salarios. Decía este fin de semana, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que no se plantean una huelga general porque el Gobierno español no ha mermado los derechos de los trabajadores.
Es decir, que una crisis social con cuatro millones de parados y 9.000 personas que entran cada día en el paro no son razones suficientes para exigirle al Ejecutivo soluciones al desempleo. Aunque para Cándido Méndez, los 4 millones de desempleados no parece un colectivo que haya que defender. Y, por tanto, ninguna palabra para ellos el próximo Día del Trabajo.
Si UGT quiere o pretende defender las vergüenzas del Gobierno, lo diga abiertamente, se presente a unas elecciones y no juegue con las sensibilidades de los millones de trabajadores que piensan que los sindicatos son la única garantía a sus derechos.

Escrito el por Jorge Mestre en Economía, Política española Dame tu opinión

Añade un comentario

  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→