Bastante más que ladrillo


Bastante más que ladrilloLa dependencia de la economía valenciana y también española del sector de la construcción ha llevado a políticos y empresarios a lanzar una voz de alarma. El auge de la construcción ha llegado a situar a este sector en un 10% en el peso total de la economía y en casi un 9% de la economía española.

Curiosamente las regiones donde más crece el sector de la construcción no son precisamente donde ésta tiene un mayor peso en su economía. Son los casos de Extremadura (12% del PIB), Castilla-La Mancha (11%) y Andalucía (11%).

A veces se simplifica en exceso y se recurre al “ladrillo” para referirse a construcción. Pero este sector es mucho más. Las insfraestructuras, la creación de hospitales, colegios o instalaciones de saneamiento entran dentro de la construcción y ya que España aún tiene un déficit en infraestructuras, no creo que lo mejor sea una reducción de su actividad.

Tampoco entiendo unas críticas a este sector sin el que puede concebirse el crecimiento de cualquier economía. De hecho, tiene un impacto multiplicador sobre el resto de sectores de la economía y, por tanto, es fundamental para el logro de objetivos económicos y sociales.

Durante los últimos años el aumento de la construcción ha generado mayor renta disponible, lo que ha redundado, como el incremento patrimonial, en un aumento del consumo. Este mayor gasto ha favorecido el impulso en otros sectores.

Decir que la construcción pesa mucho en nuestra economía supone despreciar la importancia que tiene en países industrializados como Japón, con el 10%, o EE UU, con el 11%.

No creo que la solución a los problemas estructurales de nuestra economía pasen por desactivar este sector, sino más bien potenciar otros con los que verdaderamente seamos competitivos. Si la industria española ha ido a menos es porque se vive el mismo fenómeno que en los países europeos, el de la deslocalización.

No es justo convertir a los partidos políticos en chivos expiatorios de esta realidad inducida en gran medida por una economía globalizada.

Antes que atacar a la construcción, en clara convergencia con los países industrializados, habría que corregir otras carencias de nuestra economía como la excesiva dependencia del petróleo y del gas, el déficit de capital humano, la falta de productividad y la inflación.

Escrito el por Jorge Mestre en Economía, Varios 1 Comentar

Respuesta a Bastante más que ladrillo

  1. Pericles

    No creo en absoluto que haya un ataque frontal al sector de la construcción.
     

     
    Si existe sin embargo una incipiente revuelta social contra el “ladrillo”.
     

     

    “Ladrillo” entendido como el envolvente de la corrupción que permite la especulación.
     

     

    “Ladrillo” el que sirve para cambiar, a través del golpe democrático que es la moción de censura el signo político de uno u otro ayuntamiento que desea realizar una política social o sostenible de su territorio.
     

     

    “Ladrillo” el que soporta ciertas acciones de partidos políticos asentados en gobiernos que se reparten el poder local y autonomico a veces, cual mafia o familia por encima de los intereses del ciudadano.
     

     

    “Ladrillo” el que especula con el territorio y so cercena y expropia de las generaciones futuras.
     

     

    “Ladrillo” el que niega cualquier futuro a las nuevas generaciones., las más preparadas de la historia de España y las relega a tener que vivir con sus padres hasta los 40 años por no poder pagar hipotecas a 50 años.
     

     

    “Ladrillo” el que es utilizado como excusa para negar la participación de los colectivos y ciudadanos en la modelización del territorio y el paisaje.
     

     
    ¿La construcción? Ese es otro cantar y desde luego las infraestructuras, los hospitales, las carreteras nada tienen que ver con el ladrillo y mucho menos con los intereses del ladrillo a no ser que exista un 20 % de comisión o un 5000 % de ganancias.
     

     
    Debemos ser precisos a la hora de analizar el adjetivo “ladrillo” puesto que afecta a un colectivo cada vez mayor y sus efectos son a largo plazo.
     

Añade un comentario

  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→