Política española

Ir de progre

Es esta una semana de efemérides. Aparte de los 70 años del comienzo de la guerra civil española, parece que Castro está a punto de cumplir sus 80 años y prepara su relevo, es decir, más años de dictadura y de desprecio a los derechos humanos de los cubanos otros tantos años más.

Ese es el verdadero retrato del abyecto y despreciable  Castro, al que no le caben más que adjetivos peyorativos por mucho que se empeñen algunos en escribir panegíricos como el que leía este domingo en un diario nacional, crítico sólo con los dictadores de derechas pero benévolo con los opresores izquierdistas.

A mí por mucho que se empeñe Castro en vestirse con el disfraz de adalid del Tercer Mundo y aunque coma a diario con García Márquez o Pilar Bardem o, ya puestos, con Chaves, no servirá para limpiar su imagen de dictador asesino que consiente que su gente se muera de hambre por una mierda de revolución que solamente ha servido para darle a él una de las mayores fortunas del mundo, 550 millones del mundo según la  revista Forbes.

Pero esa simpatía con que algunos políticos de izquierda, afortunadamente cada vez menos, ven a Castro se repite con la situación de Oriente Próximo. Mientras que Hizbolá asesinó y secuestró sin ningún motivo a soldados israelíes, desencadenando un conflicto que se ha cobrado ya centenares de vidas inocentes, el presidente Zapatero, sólo tuvo palabras de castigo para Israel y omitió cualquier condena a los ataques de los terroristas libaneses.

Yo me preguntaba si Zapatero realmente no tiene idea de política internacional, y desconoce que Hizbolá es una organización terrorista reconocida por la UE, o es que juega a ir de antisistema desde la cómoda posición que le brinda el poder.

No entiendo tampoco cómo puede llegar José Blanco a Alicante y decir que España es el país de la paz y de los nuevos derechos, cuando al final el gobierno socialista sólo tiene palabras de reconocimiento para terroristas como los de Hamás cuando ganaron en Palestina, ahora con Hizbolá, o sin irnos tan lejos con Batasuna, el brazo político de ETA.

¿Se puede decir que España es el país de la paz cuando las víctimas del terrorismo se sienten perdedoras y abandonadas frente a los ilegales que llevan meses dando brincos de satisfacción con este Gobierno y para quienes los socialistas tienen tiempo de sentarse en una mesa? Si no había más que verlo con las últimas detenciones de etarras que tanto exasperaron a los abertzales. El ministro Rubalcaba en lugar de felicitar a la policía española y francesa, sólo andaba preocupado en futuro de la negociación.

Zapatero debería escuchar más a sus colegas de la izquierda, como al alcalde de Venecia, el progresista y agnóstico Mássimo Cacciari, quien le dijo tras no acudir a la misa del Papa en Valencia que había sido una manera infantil de subrayar la diferencia. “No eres más laico por no ir a Misa”, espetó. En política internacional lo mismo, no eres más ‘progre’ por obsesionarte con Israel, y menos aún si es objeto de los terroristas de Hamas, Hizbolá, Irán o Siria.

Escrito el por Jorge Mestre en Política española, Varios 1 Comentar
« Anterior  1 2 ... 11 12 13 14 15  
  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→