No había ‘Plan B’

El deseo del juez Flors de seguir adelante con las investigaciones de cohecho al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y al secretario general de los populares valencianos, Ricardo Costa, ha vuelto a evidenciar la falta de planes, estrategias y alternativas con los que el Palau de la Generalitat y el de Nules se han enfrentado al caso Gürtel desde sus inicios.
Hasta hace unas horas no había miembro del PP que pensase cosa distinta al archivo de la causa. Hacer lo contrario era un atrevimiento. El exceso de confianza y optimismo alimentados recientemente por el millón de votos de las elecciones europeas no contemplaba otro escenario diferente al puro sobreseimiento.
Los únicos resortes empleados hasta ahora eran los de cada momento procesal, a través de recursos, impugnaciones y demás, todos muy legítimos, pero insuficientes para un gobernante político que día tras día se ha de someter a la rendición de cuentas ante la opinión pública.
Desconozco si el juez Flors será más o menos meticuloso, como dicen aún los híper optimistas del PP que a fecha de hoy quieren hacernos ver que estamos ante el paso previo al archivo del caso, pero lo que desde hoy ya se sabe es que no se puede desdeñar la posibilidad de ver sentado ante un jurado al presidente Camps.
¿Dimitir, convocatoria de elecciones? Ese es el deseo de la oposición política y, como ya se sabe, es habitual en la política española negarle la mayor al contrincante político, aunque bajo mi punto de vista tampoco creo que sean las mejores opciones existentes ahora mismo.
Pero mucho me temo que igual que no ha habido ‘Plan B’ en tantos meses, lo vaya a haber próximamente.

Escrito el por Jorge Mestre en Medios de comunicación, Política valenciana Dame tu opinión

Añade un comentario

  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→