Crece el descontento popular en China


tiananmen_1.jpgMe sigue sorprendiendo una vez más el trato que los medios de información españoles están dando a China. Aquí sólo se habla de China para comentar su vertiginoso crecimiento económico, su potencialidad como mercado, bla, bla, bla, pero nada del descontento popular y de los problemas sociales generados por la dictadura, de su corrupción, etc. Un dato: Durante 2005, hubo 87.000 manifestaciones en China, un 17,4% más que en el año anterior.

En Beijing se han dado cuenta de que el sólo crecimiento económico no es suficiente para mantener la estabilidad y el poder en manos del partido comunista. De hecho, el llamado “gigante asiático” atraviesa por una preocupante situación de  protestas y disturbios en las zonas rurales, debido al descontento de quienes están quedando al margen del crecimiento económico del país, que en definitiva representa a dos de cada tres chinos. Una situación que debiera poner en alerta a todos.

Allí, cuando se enciende una chispa de movilización popular, se emplean tácticas policiales para reprimir las protestas y para silenciar lo ocurrido. Finalmente, existen las palizas, la cárcel e incluso el asesinato para aquellos que sigan protestando.

Por ejemplo, durante la última semana, en la ciudad de Panlong, que ha pasado de ser agrícola a industrial, ha sufrido un fuerte trauma. Los habitantes dicen que dos ciudadanos fueron asesinados por la policía. Uno de ellos, una niña de 13 años que fue golpedada con una porra eléctrica (arma prohibida en España, ¿alguien se acuerda de la muerte en el cuartel de Roquetas?), usada por la policía para disolver una manifestación  local.

Las protestas y el uso de la fuerza por parte de la policía, para detenerlas se están convirtiendo en pan de cada día. A principios de mes, en Dongzhou, unas 30 personas murieron cuando las fuerzas paramilitares de seguridad dispararon contra los manifestantes.

Pocos españoles habrán podido conocer estos hechos con los medios de comunicación  nacionales. Mientras tanto, en Beijing también guardan silencio. El deseo de las autoridades es que los campesinos de todo el país no logren unirse en una causa común.

En un artículo aparecido la semana pasada en The New York Times, un campesino denunciaba que “no nos quedan tierras. Nos han quitado nuestras tierras con una compensación de sólo 700 yuan al año por persona”. Esto es equivalente a cerca de 75 euros.

Hay campesinos que poseen escasa tierra, la cual es expropiada con fines industriales. Los problemas en Panlong así como muchos que ha habido en zonas rurales, comenzaron por la tierra. Muchos campesinos contaron que habían sido engañados por oficiales corruptos que vendieron los derechos de propiedad de la tierra de los residentes.

En China, los campesinos no pueden ser dueños de la tierra que trabajan. Es una dictadura comunista. Por eso, si el gobierno decide venderla para el desarrollo comercial, no tienen nada que decir.

El Gobierno reacciona



Sin embargo, el primer ministro Wen Jiabao, ha reconocido hace dos días que la expropiación de tierras que están llevando a cabo los oficiales que se quieren aprovechar del boom económico chino, está provocando tensiones e inestabilidad entre el campesinado. Esta actitud llegó a tildarla “error histórico” porque amenaza la estabilidad del país.

Sus declaraciones admiten que, a pesar de los esfuerzos por disminuir la brecha económica entre los chinos, no se han logrado las metas propuestas (en el campo se ingresa la tercera parte que en las ciudades). El problema es que no se han buscado las raíces del problema de la desigualdad, y por lo tanto, han surgido los problemas sociales. Además, los oficiales locales actúan con impunidad y no temen a la justicia por la corrupción reinante.

Wen dijo que el rápido crecimiento de China ha llevado a un “uso impudente de la tierra” y al sacrificio de tierra fértil en un país que lucha por producir suficiente alimento para todos sus habitantes, sin tener que depender mucho de las importaciones. De hecho, en 2004, las empresas, edificios, despachos y centros comerciales han consumido el cinco por ciento de toda la tierra cultivable.

Me parece muy interesante el análisis que hace el sociólogo chino Victor Juang que afirma que China dispone de cinco años para solucionar los problemas sociales. De momento la gente no está organizada y no hay fuerza política capaz de utilizar con sus fines tales manifestaciones.

De seguir así las cosas, me atrevo a creer que en 2010 podríamos vivir la caída de la Gran Muralla -hablo en sentido figurado- como detonador de lo que supuso la caída del Muro de Berlín y, por tanto, el fin de la represiva dictadura comunista.

Escrito el por Jorge Mestre en Política internacional, Varios Dame tu opinión

El error Pla

                                                          Ya lo venía diciendo hac
PLA_CAMOSok.jpge un tiempo, sobre todo, desde que el líder de los socialistas valencianos empezó a distanciarse en diciembre del PP por la cuestión estatutaria. Para mí, es un lanzamiento sin paracaídas nuevamente de Joan Ignasi Pla que con ánimo de llevarse bien con IU rompe lo firmado antes con el PP y además admite que en lugar de llamársele valenciano a la lengua que hablan los valencianos, se le llame también catalán.

Grave es el error Pla porque no hay más que recordar aquella encuesta realizada por el CIS en abril de 2004 y en la que se recogía que seis de cada diez valencianos consideraban valenciano y catalán diferentes lengua. En aquel entonces, diversos socialistas me reconocían que pese a la creencia en el seno del partido en la unidad lingüística, no era éste un tema para enarbolar ninguna bandera porque sólo supondría perder votos. Sin embargo, todo lo contrario ha ocurrido. Confiado en que rompiendo con el PP pudiera conseguir alguna rentabilidad electoral, Pla al igual que Zapatero, vuelve a ser rehén del resto de la izquierda.

Fue Bono quien dijo al poco de ganar el PSOE las elecciones en 2004 que las elecciones se ganan por el centro. Parece que la lección no ha servido de mucho porque el Partido Socialista está inmerso en una deriva izquierdista anacrónica. Pero ese es el problema de los políticos contemporáneos más preocupados por la alfombra roja y el coche oficial que por el futuro de sus ciudadanos.

A continuación, reproduzco un análisis sobre lo ocurrido en las últimas horas con el Estatuto valenciano, publicado en PANORAMA-ACTUAL.ES

La imposibilidad de llegar a un acuerdo entre el PSOE y sus aliados de izquierda junto con CiU en Cataluña impulsó el pasado diciembre a un cambio de estrategia por parte de Joan Ignasi Pla guiado por la dirección federal hacia el pacto con el PP. La vía valenciana se había erigido como un referente de consenso frente al resto de España, pero una vez visto que la reforma del texto catalán es inviable al PSOE no le interesa ya ningún acuerdo con el PP. He aquí una de las razones que ha llevado al nuevo discurso socialista junto con la necesidad de hacer guiños a la izquierda en busca de pactos para las autonómicas de 2007.

El proceso de reforma del Estatuto catalán ha marcado los tiempos en el caso valenciano. La actitud del PSPV ha venido condicionada por los vaivenes de la negociación entre socialistas, republicanos, ecologistas y convergentes.

El giro actual de Pla se produce a 48 horas vista para consumar el más que previsible fin del diálogo entre las fuerzas políticas en Barcelona. El anuncio, por parte del secretario general del PSPV, de respaldo a las enmiendas que presentó IU hay que interpretarlo también como un “gesto” a formaciones como el Bloc o ERPV.

Los estrategas del PSOE pretenden reventar el pacto con los populares porque también se han visto “solos” ante el resto de la izquierda, según el diputado de ERC y líder de ERPV, Agustí Cerdá.

Las enmiendas de la unidad linguïstica y la rebaja del techo electoral no son exclusivas de IU. Hay que recordar que la enmienda a la unidad lingüística fue presentada conjuntamente por Izquierda Verde, ERC, CiU, PNV, Coalición Canaria y Grupo Mixto, por lo que el PSOE se alinea también con la tesis de todos estos partidos. La otra propuesta, la de la rebaja del techo electoral, era una vieja reivindicación de IU, pero también de ERC y de las fuerzas minoritarias.

Joan Ignasi Pla sabe que apoyar en la comisión Constitucional que estudia la reforma del Estatuto valenciano estas dos enmiendas equivale a dinamitar el acuerdo con el PP del pasado mes de julio. Aunque PSOE y PP presentaran el pasado 8 de noviembre por separado sus enmiendas, todas ellas estaban pactadas previamente entre ambos.

La situación creada a partir de ahora puede tener un sólo destino, salvo el caso improbable que el PP estuviera dispuesto a aceptar estas enmiendas. El fin perseguido por los socialistas es escenificar en la comisión Constitucional que el PP es el único que no respalda unas modificaciones que sí reconocen el resto de fuerzas políticas. En definitiva, dejarlo solo y acusarle de haber roto el pacto.

Sin embargo, ni IU, ni ERC han garantizado su apoyo al PSOE en la reforma del texto valenciano con la introducción de las dos enmiendas citadas, por lo que sólo cabrían dos posibilidades.

En primer lugar, que la mayoría absoluta para aprobarlo no se alcanzara en el Congreso de los Diputados, circunstancia pretendida por Joan Ignasi Pla, con lo que la reforma moriría en Madrid.

Y, en segundo lugar, si hubiera mayoría absoluta entre PSOE, IU y ERC, el texto sería devuelto a las Cortes Valencianas, donde no apoyado por el PP, tendría que aguardar a una nueva oportunidad, circunstancia que no le interesa al PSPV.

Escrito el por Jorge Mestre en Política valenciana Dame tu opinión

Moda en Milán


MilanoModaUomo.jpgHoy da su pistoletazo de salida la Milano Moda Uomo, que concluirá el jueves 19 de enero. Durante estos cinco días, la pasarela milanesa conocerá la entrada en escena de tres nuevos valores: Bottega Veneta, Gas y Les Hommes, así como la reentrada de viejos conocidos como Gaetano Navarra, Giuliano Fujiwara, Moschino y
  Romeo Gigli. En total, serán 53 desfiles, 60 presentaciones y diversos eventos paralelos.


Hoy marca el comienzo Jil Sander con el debut de la primera colección creada por el belga Raf Simons, seguido por Missoni, Costume National, Dolce & Gabbana, Vivienne Westwood, Burberry Prorsum, Ozwald Boateng, Gianni Versace y la nueva entrada de Gas, que el día 20 exhibirá una pasarela y una fiesta en Alcatraz.

El lunes será el turno de Prada, Roberto Cavalli, Gianfranco Ferré y  Antonio Marras, y volverá a desfilar Gaetano Navarra.

El martes, será la oportunidad para DSquared, Emporio Armani y Gucci, mientras el miércoles los ojos se dirigirán a Menichetti, Valentino, D&G y Fendi, además de para Moschino y para la colección de Giuliano Fujiwara, diseñada por el creador nipón Masataka Matsumura. Como colofón, el jueves Bottega Veneta y Romeo Gigli serán el centro de atención.

Con Milán y durante los próximos 58 días consecutivos, se inicia el circuito de los desfiles de moda de la primera parte del año. El calendario permitirá que cientos de casas de moda muestren las colecciones del próximo otoño, pero durante el Paris Haute Couture, la única pasarela de alta costura, se verán las colecciones primaverales.

La semana que viene, dos días después de Milán arrancará el París Haute Couture hasta el 26 de este mes. Además de la Semana de la moda de Alta costura, presentarán el Paris Mens Wear Show, del 27 al 31 de enero, y el Paris Prèt-â-Porter, que cerrará el circuito de la moda. Esta semana de la moda se iniciará el 26 de febrero y culminará el 6 de marzo.

Antes del fin, se presentará en Nueva York el NY Olympus Fashion Week, desde el 3 hasta el 10 de febrero. Luego del NYFW se celebrará desde el 15 hasta el 19 de febrero el London Fashion Week.

Escrito el por Jorge Mestre en General 1 Comentar
  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→