Ascer

Se busca… dirigente empresarial

Los empresarios del textil acaban de elegir a su nuevo presidente. Se trata de José Miguel Castilla, industrial sedero que compatibilizará sus funciones al frente de Ateval con la presidencia del Colegio del Arte Mayor de la Seda. Lo ocurrido en este colectivo sectorial es similar a lo que está pasando en otras organizaciones de referencia en la Comunitat Valenciana, como es el caso de Ascer, y fundamentado en la situación de crisis económica que golpea a todos los sectores de la economía.
José Miguel Castilla ha ocupado en Ateval el sillón presidencial que dejó a primeros de año Santiago Moltó después de tener que hacer frente éste último al concurso de acreedores de las cinco empresas que componen el Grupo Moltó.
Castilla es el hombre de consenso de los pocos empresarios que quedan dinámicos en el mundo asociativo del textil. Son los casos de Javier Aparicio, Patricio Barceló, Vicente Aznar y el apoyo del impertérrito, José Serna. Todos ellos han hecho posible la renovación de una organización que ha flaqueado por las consecuencias de la crisis desde los tiempos de Manuel Taberner.
Lo cierto es que pese a ser todos de la misma generación, han marcado en los últimos años un antes y un después con la etapa del propietario de Colortex, Manuel Taberner. Atrás quedaron esos años de bonanza donde Taberner y sus más allegados invirtieron en Terra Mítica o cuando Taberner se hizo con la gestión de Terra Natura en Benidorm.
La crisis de Colortex, una empresa que llegó a tener 500 trabajadores, ha sido la más importante de la Vall d’Albaida en los últimos años y eso ha pesado fuerte en la evolución del sector y, por ende, de Ateval.
José Miguel Castilla, es natural de Valencia, no de Ontinyent, y tiene sus empresas en la capital. De hecho, los dos últimos presidentes de la organización no han estado vinculados industrialmente con las comarcas centrales. Y es que Ateval ha pretendido siempre, pese a que las oficinas están en la capital de la Vall d’Albaida, alcanzar la dimensión autonómica que le corresponde, por lo que la elección de un empresario de Valencia le ayuda en su cometido.
Las diferentes crisis económicas siempre han castigado en Ontinyent y Alcoi a empresas de referencia. En los últimos años ha sido Colortex, pero antes lo fue Paduana. La difícil situación de esta última es la que llevó a su propietario, Ricardo Cardona, a salirse del sector y convertirse en uno de los bodegueros de vino más importantes de España con Marqués de Cáceres.
Pero la crisis económica no perdona tampoco a los demás sectores. Es el caso de Ascer que desde hace un mes tiene a su presidente, Fernando Diago, en situación de interinidad. Las elecciones previstas para dentro de mes y medio pretenden encontrar al empresario capaz de reflotar a una organización muy castigada en los últimos dos años.
Por el contrario, otros colectivos de referencia en el asociacionismo empresarial se mantienen muy estables como son los constructores, con un Eloy Durá que renovó recientemente su mandato; Vicente Lafuente a la cabeza de Femeval; Vicente Folgado en Fevama; o Francisco Corell en Fvet.
En los próximos meses, otros dirigentes de distintas organizaciones van a tener que someterse al escrutinio de cada sector…, algunos lo superarán, mientras que otros se habrán visto obligados a tirar la toalla para atender sus empresas.

Escrito el por Jorge Mestre en Economía, Política valenciana Dame tu opinión
  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→