Zapatero

Bienvenido Mr. Obama

No quiero resultar pesado con el tema de Obama, al que le llevo dedicados varios posts en las últimas semanas, pero como es noticia y aún lo va a ser más la próxima semana, no quiero pasar por alto algunas cuestiones que están aflorando.
Al maestro Berlanga habría que plantearle un remake de su antológica Bienvenido Mr. Marshall pero con el título Bienvenido Mr. Obama y no es una idea tan descabellada una vez que se han dado a conocer los resultados de la opinión de los españoles sobre los EE UU y sobre su nuevo presidente, Barak Obama. Hace no mucho, tres años concretamente, España era el segundo país más antiamericano de Europa según las encuestas, sólo por detrás de Turquía con un suspenso del 4,2. En aquel momento se atribuyeron las causas a la guerra de Irak y a una serie de cuestiones históricas basadas en las relaciones entre españoles y estadounidenses, como la guerra de Cuba, el apoyo prestado al régimen de Franco, el escaso entusiasmo por parte americana con la transición española y otros orígenes que vienen recogidos en el estudio que elaboró William Chislett y que puede consultarse aquí.
Ahora la tendencia ha cambiado sorprendentemente como quien le da la vuelta a un calcetín y nos encontramos con que el 65%, o lo que es lo mismo dos de cada tres españoles, valoran muy positivamente a EE UU. Y aquí viene además lo que más se valora: su tradición democrática y su vertiente cultural.
Conviene quedarse con esta foto fija, porque sin haber aterrizado Obama, tiene sobre sus espaldas varias toneladas de expectativas generadas a raíz de sus promesas como el cierre de Guantánamo o la retirada de Irak que si no se deciden pronto, pueden pasarle factura. De hecho, entrevistado la semana pasada sobre el desmantelamiento de Guantánamo advirtió que sería un proceso lento, hasta tal punto que podría prolongarse un año, según han afirmado varios de sus colaboradores.
¿Y el tema Irak? Que nadie se lleve a engaño. No se va a parecer a la retirada de tropas que Zapatero ordenó al poco tiempo de su investidura sin haberlo comentado a ninguno de nuestros aliados con los consiguientes riesgos para la población civil iraquí. Obama sabe que la retirada de tropas ha de ser muy progresiva para evitar la desestabilización de la incipiente democracia.
He mencionado Guantánamo o Irak, pero qué pasará con la guerra de Gaza. Obama no va a poder satisfacer a todos, salvo que pretenda recluirse en su país para sacarlo de la crisis, y ceda todo el protagonismo a la ONU. Por la experiencia del siglo XX, cuando los presidentes de EE UU se dedican sobremanera a los asuntos domésticos como sucedió tras el crack del 29, los gobiernos granujas lo aprovechan para su apuntalamiento y, en definitiva, para nada bueno.

Escrito el por Jorge Mestre en Política internacional Dame tu opinión
Notice: Undefined offset: 24 in /var/www/vhosts/14/176545/webspace/httpdocs/jorgemestre.com/wp-content/themes/theblog/functions/pager.php on line 412 Notice: Trying to get property of non-object in /var/www/vhosts/14/176545/webspace/httpdocs/jorgemestre.com/wp-content/themes/theblog/functions/pager.php on line 412 « Anterior  1 2 ... 6 7 8 9 10  
  • Puedes contactar conmigo a través de este formulario→